CIRUGÍA DE LOS PÁRPADOS (blefaroplastia)

La cirugía de los párpados (blefaroplastia) es una de las tres intervenciones más

demandadas por la mujeres, y la primera en los hombres. Consiste en eliminar el exceso de piel, músculo y grasa periorbitaria (conocidas como "bolsas") tanto en el párpado superior como en el inferior. Además con esta intervención tambien se puede corregir la caída de los párpados (ptosis palpebral) que en ocasiones dificulta la visión y eliminar la sensación de cara cansada.

¿Quién es el candidato ideal?

A partir de los 35-40 años ya empiezan a aparecer signos de cansancio periocular. Aunque también los pacientes mas jóvenes, ya sea por herencia familiar o por problemas congénitos, pueden ser candidatos. Los candidatos sanos y con expectativas realistas son los candidatos ideales para someterse a una cirugía palpebral. Tenga en cuenta que algunos problemas de salud habituales pueden hacer que existan riesgos en la intervención. Algunos ejemplos serian las enfermedades del tiroides, la falta de lagrimas (xeroftalmia), la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares o la diabetes.Si es preciso se realizará una consulta oftalmológica previa a la intervención

¿Como es la intervención?

La blefaroplastia se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía.

Suele realizarse bajo anestesia local más sedación, o menos frecuentemente, bajo anestesia general. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y los párpados están insensibles al dolor; con anestesia general el paciente está dormido durante la operación.

La intervención suele durar entre 1 y 2,5 horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones. Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo. A través de estas incisiones se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas.

Esquema prequirúrgico

 

 

Esquema de resección de piel y músculo.

 

 

¿Cómo es el postoperatorio?

Tras la cirugía se aplicarán colirios antibióticos y pomadas para lubrificar los ojos. Además se mantendrá un vendaje frío durante unos minutos. Aunque el postoperatorio no es muy molesto, si se puede estar un poco incomodo y sentir alguna molestia que cede con la analggesia pautada. Se recomiendan seguir una serie de indicaciones como:

  • Mantener la cabeza elevada.

  • Aplicarse frio local.

  • Usar gafas de sol.

  • Lavarse los ojos con agua de manzanilla

  • Seguir las indicaciones de la medicación pautada, tanto colirios como pomadas.

 

Durante los primeros dias no es infrecuente tener cierta sensibilidad a la luz y notar un lagrimeo mas acusado de lo normal. Estos cambios con los dias se van atenuando hasta desaparecer.

Los puntos se retiran a los 5-6 días y el edema y los hematomas que pueden aparecer tambien desaparecen en una semana. Se recomienda que en caso de notar mucho dolor se pongan en contacto con el cirujano.