CLAVES DEL AUMENTO MAMARIO

El aumento de pecho es la cirugía mas realizada dentro de la cirugía estética. Tanto si queremos mejorar la silueta como recuperarla tras el parto o reparar asimetrías mamarias debes tener en cuenta unas recomendaciones.

¿Quién es la candidata ideal?

Las mejores candidatas para un aumento mamario son aquellas personas sanas, emocionalmente estables y que tienes unas expectativas realistas del resultado que obtendrán tras la intervención.

Las principales indicaciones son:

  • Pérdida de volumen del pecho tras el embarazo o la lactancia,

  • Déficit del desarrollo de la glándula mamaria (hipoplasias mamarias, asimetrias mamarias o alteraciones congénitas del tórax) o

  • Simetrizaciones tras cirugías oncológicas (mastectomias)

¿Cómo es la intervención?¿Y la anestésia?

Incision submamaria
Incisión periareolar
Incisióm axilar

 

La intervención debe realizarse en un centro autorizado, clínica u hospital, con quirófanos preparados para ello. La duración es de aproximadamente una hora y media y se realiza bajo anestesia general, con la paciente dormida durante toda la operación. En algunos casos muy concretos se puede realizar bajo anestesia local y sedación. Normalmente se precisa de una noche de ingreso, dando el alta a la paciente a la mañana siguiente a la intervención.

 

 

Plano de colocación de la prótesis. Subglandular y submuscular respectivamente.

El aumento mamario se realiza a través de una pequeña incisión que se coloca, dependiendo de la anatomía del paciente y de las preferencias de su cirujano plástico, alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho o en la axila. La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis, directamente debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral. Se colocan unos tubos de drenaje que se retirarán al dia siguiente y un vendaje sobre las mamas.

 

 

PLANIFICACIÓN DE LA INTERVENCIÓN

En una primera consulta en nuestra consulta de la Clínica San Fermín en Pamplona y tras una adecuada exploración física de la paciente se le explicarán detalladamente las diferentes técnicas quirúrgicas existentes en aumento de pecho, así como los riesgos de cada una de ellas.

 

Una vez vistas las características de la paciente en cuanto a forma actual de la mama, firmeza de la piel y estado de salud en general, se planteará a la paciente la técnica mas idónea en su caso. Asi mismo se discutirá sobre el tamaño final deseado. Para ello la paciente debe ser muy sincera en sus aspiraciones, y de este modo el cirujano podrá exponerle las mejores alternativas para solucionar su problema, con las ventajas e incovenientes de cada una de las técnicas. En ocasiones, si la paciente no realiza controles ginécologicos frecuentes, puede ser posible indicar una mamografia o ecografia mamaria previa a la intervención. Por último se discutirá sobre el tipo de anestesia, la necesidad de ingresar una noche en el hospital y los costes de la intervención.

 

LAS PRÓTESIS DE MAMA

Los implantes empleados en aumento de pecho en nuestra clínica de Pamplona son de la marca MENTOR, una de las más importantes casas comerciales de prótesis de mama.

Actualmente los implantes mas utilizados son los de gel cohesivo de silicona. Resultan muy seguros ya que si se rompen no pierden la forma y el contenido no se dispersa por el pecho de la paciente.

La marca MENTOR nos ofrece una garantia de por vida contra la rotura de la prótesis, en ella se incluye el reemplazo de la prótesis y el pago de la intervención que de ella se derive.

Hoy en dia existen multitud de formas de prótesis de pecho encaminadas a adaptarse lo mejor posible a la anatomía de las pacientes. A grandes rasgos podemos diferenciar dos tipos; las redondas y las anatómica. Asimismo podemos diferenciar entre superficie lisa y rugosa de las prótesis de pecho. En concreto las mas utilizadas son las rugosas ya que existen evidencias científicas que demuestran una reducción de las contractura capsular.

 

Prótesis de gel cohesivo de silicona. Ejemplo de prótesis redonda y anatómica.

¿CÓMO ES EL POSTOPERATORIO?

Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita por su cirujano plástico, aunque las mamas pueden doler un par de semanas. El vendaje será retirado al día siguiente de la intervenciónen, siendo sustituidos por un sujetador especial, que deberá llevar de la manera que le indique su cirujano entre 4 y 6 semanas. Los puntos se retiran a los 14 días; el edema no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas.

Tras un aumento mamario podrá volver al trabajo en pocos días , dependiendo de la actividad que realice. Siga las instrucciones de su cirujano acerca de qué ejercicios puede realizar; se evitará levantar objetos por encima de la cabeza durante 2 a 3 semanas. Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3 ó 4 semanas. Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde las 6 semanas. Los controles mamográficos apropiados para cada mujer según su edad pueden seguir realizándose, aunque se debe advertir la existencia de la prótesis. La operación no limitará su capacidad para dar de mamar si se queda embarazada.